Casa de Melilla en Valladolid

Imprimir


VISITA DEL PRESIDENTE DE LA CASA DE MELILLA EN MADRID A LA DE MELILLA EN VALLADOLID

El pasado domingo 22 de mayo el Presidente de la Casa de Melilla en Madrid visitó la sede de la Casa de Melilla en Valladolid.

Acompañado de su esposa Rosa Queipo y atendiendo a las múltiples invitaciones que le había hecho Javier Fadrique, por fin Julio Miranda pudo encontrar un hueco y se acercó a Valladolid para conocer la sede de nuestra pucelana casa regional.

En el número 24 de la actual calle Águeda, hasta hace muy poco calle del Barrio Nuevo, les esperaban Javier Fadrique y Carlos de Miguel, viejos conocidos de los socios de nuestra casa porque nos acompañaron en la fiesta de nuestro I Aniversario.

Ambos, Presidente y Directivo, se encontraban acompañados de sus mujeres María Yolanda Ruiz y Martina Sanz, deseosos de mostrar la Casa de Melilla en Valladolid a sus invitados.

La casa es impresionante, bonita y muy acogedora. Situada en la zona de Puente Duero, un poco alejada del centro de la ciudad pero muy bien comunicada por la línea 15 de autobuses urbanos, que desde la Plaza Circular, pasando por las plazas de España y Zorrilla y recorriendo la totalidad del Paseo de Zorrilla, principal arteria de la ciudad, en unos minutos se acerca a la casa regional melillense.

01Julio Miranda acompañado de los anfitriones Javier Fadrique y Carlos de Miguel a la entrada de la Casa de Melilla en Valladolid

Un cartel sobre una valla indica al transeúnte que en el interior se encuentra el centro melillense al que se accede por un bonito portón de madera.

03Tina, Carlos, Yolanda, Javier y Rosa tras franquear la entradaCuando entras encuentras una escalera, coronada en sus esquinas por las banderas de España, Melilla, Castilla-León y Valladolid, que da acceso al local construido en semisótano de una sola planta.

A nivel del suelo, una extensa parcela solada en su frente y los dos laterales, adornada con grandes jardineras con bonitas plantas y flores que recorren por el interior el límite de la finca y escoltan, por ambos lados, a los visitantes en su paseo por la escalera que da acceso al edificio. En la parte trasera una amplia pradera de espeso y cuidado césped que según contaron suelen usar en las festividades señaladas (Virgen de la Victoria, por ejemplo) para oír misa oficiada, sobre un altar portátil, por el Padre D. Pedro Castrillo que también bendijo la sede. Lamentaron que este año no podrá ser así, porque D. Pedro ha sido destinado a Madrid. Tendremos que localizarlo y ficharlo para nuestra Casa.

Pero por otro lado se van a consolar bastante bien porque la próxima misa de la Patrona de Melilla la celebrarán en la Iglesia de la Paz oficiada por un sacerdote amigo de Melilla que estuvo una buena temporada destinado en la Iglesia de la Concepción de nuestra querida Melilla la Vieja, el Padre Ángel. 

En la parte frontal una bonita terraza ocupada por un quiosco de madera rodeado de mesas, sillas y sombrillas que les permite las celebraciones y reuniones en el exterior.

El quiosco es portátil y lo pueden trasladar a ferias y fiestas al aire libre, montando así un chiringuito de la Casa de Melilla en cualquier lugar. Ciertamente las instalaciones están pensadas con la cabeza.

06Vista del lateral derecho de la terraza sobre la escalera.Cuando entras en el recinto interior te encuentras con una amplia, cómoda y acogedora sala con confortables sofás, mesas, sillas y con las paredes cargadas de recuerdos y fotografías de nuestra tierra. Al fondo una gran barra mostrador detrás de la cual se ordena toda la impedimenta y equipación para poder tomarse desde un agradable cafetito hasta darse un festín de lechazos castellanos en su hermoso horno de leña con capacidad, según contaba Javier, para asar seis o siete lechazos simultáneamente; pasando por el horno eléctrico, adquirido por petición expresa del numeroso grupo juvenil con que cuentan, para hacerse sus pizzas.

Además del amplio salón descrito, del que os podéis hacer una mejor idea si echáis un vistazo al reportaje fotográfico, cuentan con tres habitaciones en las que tienen instaladas la oficina, una sala de estar para descanso o estancia un poco más tranquila y relajada: lectura, juegos de mesa, etc. y otra de uso más técnico desde la que controlan las instalaciones de sonido, luces y donde tienen instalado un PC y punto de acceso a Internet, además del karaoke, recién adquirido, que piensan usar para organizar un concurso anual de karaoke entre las casas regionales de la Federación de Casas Regionales de Castilla-León.

10Entrada al interior de la sede

Cuentan, como es lógico, con los dos aseos para señoras y caballeros dotados incluso de duchas y con tres o cuatro armarios gigantescos o habitaciones pequeñitas que utilizan como despensa y para almacenar los equipos de mantelerías, cuberterías, cristalerías, vajilla, etc.

15Vista del salón centralPor último, al costado izquierdo del local, con acceso desde éste y desde el exterior, un gran almacén que para hacerse una idea, si fuera un garaje tendría cabida para cuatro coches; en el que guardan impedimenta de todo tipo como los grandes anafres que podéis ver en el reportaje fotográfico, la carpa de la caseta que la Casa de Melilla monta en la feria de Valladolid, mesas, sillas, en fin, todo lo imaginable pues es una suerte, y eso lo sabemos bien los que vivimos en Madrid, contar con tan importante almacén como desahogo.

Una impresionante sede a la que se aprecia que se le da un muy buen uso y en la que nuestros paisanos y simpatizantes de Melilla deben disfrutar de lo lindo, sobretodo a partir de estas fechas en las que en Valladolid comienza a disminuir el frío y la temperatura invita a la fiesta, la alegría y la diversión con los amigos.

Una vez vista la Casa con sus instalaciones, tuvieron que abandonar el local para ir a comer y dejar libre porque los más jóvenes, los componentes de la sección juvenil que han creado, comenzaban a llegar para terminar de preparar la fiesta de cumpleaños que tenían programada, como se puede observar en las fotografías.

16Otra vista del salón principal donde se aprecia la televisión y el horno de leñaCon la alegría del encuentro, el agradecimiento por el recibimiento de los visitantes y la satisfacción de los anfitriones por la visita, se dirigieron al Restaurante El Figón de Recoletos donde dieron buena cuenta de un lechazo típico de la ciudad, precedido por unas entradas de morcilla, chorizo, pimientos, etc. todos excelentes productos de la noble tierra castellana, que fueron acompañados y regados con el buen vino de la Ribera del Duero.

Tras la animada charla en la que se aprovechó para concertar visitas de intercambio entre los socios de ambas casas regionales de Melilla, los comensales se dirigieron al Bar Yovana situado en la calle Claudio Moyano 18, en pleno centro histórico de Valladolid, propiedad del Presidente Javier Fadrique y su esposa Yolanda, que éste usa como avanzadilla de la Casa de Melilla y en el que, junto a la bandera de Melilla, sobre un tablón, cuelga los anuncios de todas las actividades de la asociación; dando así publicidad a la casa y señalando a todos los pucelanos y visitantes que allí, en pleno centro de la que en tiempos fuera capital de España, en plena Castilla, hay un trocito de Melilla. Si vais por Valladolid y queréis encontraros con paisanos y amigos de Melilla, no dejéis de acercaros.

13Vista general del salón principal

Javier y Yolanda se tuvieron que quedar trabajando y Carlos y Tina acompañaron a los visitantes a dar un agradable paseo por el centro de Valladolid, oficiando Carlos de guía, contando hechos históricos y anecdotas de la ciudad con ese aire tranquilo, campechano y cariñoso que le caracteriza, hasta dejar a Rosa y Julio junto a su coche, más pronto de lo que a todos les hubiese gustado, para regresar a Madrid.

Satisfechos, contentos y agradecidos por las atenciones, nuestro Presidente y su esposa regresaron a Madrid con un poquito de sana envidia por la sede que pueden disfrutar nuestros paisanos en Valladolid.

Además de los recuerdos lo que también se traen es el compromiso de organizar un viaje de la Casa de Melilla en Madrid, con todos los socios que se animen, para pasar un día o un fin de semana con los melillenses de Pucela. Habrá que esperar a que pase la temporada estival, pero seguro que pronto tendremos noticias.

Si quieres ver las fotografías de la Casa de Melilla en Valladolid pincha aquí.

Y quien quiera alguna que se la baje, que ya sabéis:  Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.