Casa de Melilla en Madrid

Artículos

Jose Mª Treviño.

El Almirante Treviño, marino melillense, nos relata de forma breve pero precisa la triste historia de los Acorazados de la serie España, el primero de los cuales terminó su vida en las costas del Cabo Tres Forcas, en la proximidades de Melilla.

Arroja así luz a la desenfada polémica surgida entre varios socios, durante la celebración de la fiesta de nuestro I Aniversario, relativa a las causas que provocaron el varamiento del buque.

EL ACORAZADO ESPAÑA

a espaa b

El acorazado España, fue el primero de una serie de tres acorazados construidos para la Armada Española a comienzos del siglo XX. Los tres recibieron el nombre genérico del cabeza de serie, por lo que se les llamó los acorazados España. Su construcción tuvo lugar en las gradas de los astilleros de la Sociedad Española de Construcciones Navales de Ferrol. Los tres buques fueron bautizados como: España, Alfonso XIII y Jaime I.

Al acceder en 1907 al poder el conservador Antonio Maura, nombró Ministro de Marina al almirante Ferrándiz y Niño. El 7 de enero de 1907 y gracias a la defensa realizada por Maura, era aprobada la Ley de Reforma Naval, más conocida como la Ley Ferrándiz. El núcleo de este importante programa naval, fueron tres buques del nuevo tipo británico Dreadnought, que en esencia eran acorazados mono calibre en la artillería principal. Por su reducido desplazamiento fueron los Dreadnought más pequeños del mundo y los primeros y últimos construidos en España. Al concurso convocado el 23 de abril de 1908 en la Gaceta de Madrid, equivalente al Boletín Oficial del Estado de hoy, se presentaron los astilleros italianos de Ansaldo y los británicos Vickers-Amstrong, siendo seleccionada esta última que constituiría en España la Sociedad Española de Construcciones Navales (SECN), preludio de la Empresa Nacional Bazán, más tarde Izar y hoy Navantia.

espaa planos b

El proyecto de diseño británico, podía considerarse como una reducción de los cruceros de batalla británicos clase Indefatigable, aunque dando prioridad al armamento en detrimento de la velocidad y la protección. El costo total de los tres buques fue de 130 millones de pesetas de la época.

La clase España eran unos buques de bella estampa, con la cubierta principal corrida de proa a popa, puente a proa del palo trinquete, una sola chimenea de generosas proporciones en el centro, un pequeño puente de gobierno auxiliar a popa del palo mesana. Dos mástiles en trípode, pequeño espolón en el tajamar y las siguientes dimensiones: eslora 140 m (como una fragata clase Santa María actual), manga 24 m, calado 7,70m. Su desplazamiento a plena carga era de 16.450 ton, es decir similar al del portaviones Príncipe de Asturias.

La construcción del acorazado España, primero de la serie, se inició en Ferrol el 5 de diciembre de 1909, con la puesta de la quilla, botándose el 5 de febrero de 1912 para ser entregado a la Armada un año después, el 7 de septiembre de 1913. Para la propulsión contaba con 12 calderas de Yarrow, alimentadas por carbón, que movían cuatro turbinas Parsons de vapor que a su vez accionaban otras tantas hélices. Los 20.000 CV de potencia de su planta propulsora en tiro forzado le permitían un andar máximo de 19,5 nudos. Su autonomía a velocidad económica de 10 nudos era de 7.500 millas. La protección del costado era una faja de acero de 230mm en el centro que disminuía hasta 100mm en la proa y 50mm en la popa. La dotación estaba compuesta por 850 hombres, siendo su comandante un capitán de navío del Cuerpo General de la Armada, auxiliado por un segundo comandante capitán de fragata y tres terceros comandantes (operaciones, armas y víveres).

espaa maqueta b

El armamento principal consistía en 8 cañones Vickers de 305mm/50 calibres, montados en cuatro torres triples, las más lejanas entre sí colocadas en la línea de crujía, una a proa y otra a popa, y las otras dos desplazadas de la línea de crujía, la de más a proa a estribor y la de popa hacia babor. Cada cañón pesaba 67,1 toneladas y cada proyectil 385 kg con 902 metros por segundo de velocidad inicial, teniendo un alcance máximo de 21.500 m y un ritmo de fuego de una salva por minuto. Como artillería secundaria montaba 20 cañones de 101,6mm/50 calibres y 2 de 47mm sustituido por 2 antiaéreos de 76mm instalados en los años 20.

Inmediatamente después de su entrega oficial, el España estuvo presente en la gran revista naval que se desarrolló en Cartagena con motivo de la visita del Presidente de la República Francesa, del 8 al 13 de octubre de 1913, Raymond Poincaré. Las primeras misiones operativas del acorazado España fueron la de la vigilancia de la costa española durante la Primera Guerra Mundial 1914-1918, que además motivó que el tercer buque, el Jaime I, se entregase a la Armada con mucho retraso. Posteriormente participaría, integrado en la Escuadra de Instrucción en operaciones de guerra en la costa norteafricana. En 1920 representó a España en el cuarto centenario del descubrimiento del Estrecho de Magallanes en Punta Arenas, Chile, siendo a su regreso el primer buque de guerra español en cruzar el Canal de Panamá.

espaa en dique ferrol b

En agosto de 1923, durante la campaña de África, tomó parte en el desembarco de Alfrau junto con su gemelo el acorazado Alfonso XIII. El 26 del mismo mes cuando acudía a toda máquina a socorrer una posición española próxima a Melilla, batida por los rifeños, varó en los Farallones del Cabo Tres Forcas, debido a la densa niebla que cubría la zona, quedando enclavado en las rocas que rodean el Cabo, sin poder moverse en días posteriores pese a habérsele desembarcado el combustible, víveres, artillería principal etc. El buque de salvamento de submarinos Canguro, pudo recuperar del fondo del mar las cañas de los cañones de 305mm que se habían lanzado por la borda. En el mes de noviembre cuando apenas faltaban unos días para completar todo el plan de reflotamiento del acorazado y cuando se disponía a bordo de toda la energía eléctrica y mecánica necesaria, saltó uno de los temidos temporales de levante, tan frecuentes en la zona de Melilla que destrozó el maltrecho casco del desafortunado acorazado.

espaa rescate caones canguro b
espaa ii hundiendose en santander b

Con la llegada de la República, al acorazado Alfonso XIII se le cambió su nombre por el del desaparecido España, y como si este nombre fuese gafe para un acorazado, en plena guerra civil y navegando con el pabellón rojo y gualda, su casco impactó el 30 de abril de 1937 con una mina fondeada por el minador Júpiter unos días antes en aguas santanderinas, tratando de interceptar un carguero británico, el Knitsley, que pretendía forzar el bloqueo con contrabando de guerra, hundiéndose en 75 m de sonda aunque afortunadamente su dotación fue rescatada por el destructor Velasco, que se abarloó a su costado teniendo que lamentar la pérdida de un solo hombre.

acorazados jaime1 espaa b

Peor suerte tuvo el último de la serie, el acorazado Jaime I, que bajo pabellón tricolor el 15 de abril de 1937 varó en la Punta del Sabinal, pero a diferencia del España, pudo zafarse de la varada y entrar en Almería, donde el 21 de mayo de 1937 sufrió el impacto de tres bombas de la Aviación Nacional que lo imposibilitaron para navegar por sus medios, por lo que tuvo que ser remolcado hasta su base de Cartagena para ser reparado, pero un mes más tarde, el 17 de junio de ese mismo año, sufrió una terrible explosión interna que le causó 300 muertos y unos 200 heridos. En 1941 fue desguazado y su artillería al igual que la del primer España, fue instalada en baterías de costa del Ejército de Tierra, terminando así la triste historia de los tres únicos acorazados que tuvo la Armada Española en el siglo XX.

Jose Mª Treviño, Almirante Armada Española

Comparte: